Saltar al contenido

Cómo afeitarse las piernas en hombres

mayo 9, 2022
Cómo afeitarse las piernas en hombres 1

Los pros y contras de cada uno de los métodos de afeitado de piernas masculino y los mejores consejos para conseguir buenos resultados.

Los tiempos cambian. El asunto que hoy planteamos hubiera sido una propuesta sorprendente hace años. Sin embargo, actualmente cada vez más hombres optan por eliminar el vello de sus piernas, sea de forma puntual o permanentemente.

¿Por qué? Tal vez por razones estéticas. Quizá querer evitar que el vello retenga la humedad provocada por un exceso de sudoración y nos haga más propensos a patologías. O por la sensación de comodidad y ligereza. Múltiples motivos que la han convertido en una práctica habitual, por ejemplo entre deportistas.

Sistemas de depilación masculina

Obviamente, se trata de los mismos métodos de eliminación del vello que en el caso de las mujeres. Tres sistemas.

Quitar el vello de raíz

Para conseguirlo se emplea la depilación a la cera. Es una técnica duradera pero algo molesta. Pueden utilizarse tres clases de cera: caliente, templada o fría. 

  • Caliente: se aplica directamente sobre la piel una vez derretida. 
  • Templada: suele emplearse con roll-on calentando al baño María o en el microondas. 
  • Fría: son bandas de cera. Basta con frotarlas entre las manos.

¿Cuál es la mejor? Pues como casi todo, depende. En este caso, depende básicamente del tipo de vello. Si es abundante y grueso, recomendamos la cera caliente. Para pelo fino o escaso, las otras dos te servirán.

Quemar el pelo desde la raíz

Hablamos de fotodepilación. La luz se transforma en calor que actúa sobre la melanina. Ataca al folículo piloso, por lo que se trata de la técnica que consigue mejores resultados a medio y largo plazo.

Aunque no todas las clases de piel y color de pelo admiten esta modalidad, es la que produce una disminución de vello progresiva hasta prácticamente hacerlo desaparecer.

 Generalmente debe practicarse un rasurado previo del vello por otro medio.

 Se usan dos procedimientos de fotodepilación:

  • IPL (luz pulsada)
  • Láser: Es todavía más precisa que la anterior, pero también más costosa. Por sus características se lleva a cabo en centros especializados.

Cortar el vello

No arranca el vello de raíz. Menos doloroso, pero también menos duradero.

  • Cuchillas: La manera clásica. Corta el vello visible. Se distribuye crema, jabón o espuma sobre las piernas. Crea una capa protectora y ayuda a deslizar la maquinilla.
  • Afeitadora: Existen máquinas eléctricas específicas para cuerpo y piernas. El vello es atrapado por los orificios del dispositivo, cuyas cuchillas lo cortan. Si el vello es muy abundante y largo, conviene cortarlo antes.
  • Cremas depilatorias: Destruyen la queratina que protege el pelo. Es rápido e indoloro. Se deja actuar y después debes retirarla arrastrando el vello.

Sugerencias para antes y después de afeitarse las piernas

La fotodepilación es el método casi definitivo, ya que busca la desaparición permanente del vello. Ahora bien, exige una mayor inversión en dinero y tiempo. Por otra parte, generalmente necesitarás recortarlo un poco antes.

En caso de elegir la depilación con cera, más duradera que la cuchilla y/o afeitadora, te hacemos una serie de recomendaciones.

  • Antes: recortar un poco. Que la zona esté limpia y seca. Exfoliar un par de días antes.
  • Durante: si lo haces tú mismo, tira en dirección contraria al pelo.
  • Después: aplícate crema hidratante con aloe vera. No te expongas al sol hasta pasadas 24 horas.

 Eliminar el vello con cuchilla o afeitadora es rápido, cómodo e indoloro. La desventaja consiste en que dura pocos días y al contrario de la cera no debilita el vello. Te damos también en este caso algunas recomendaciones:

  • Antes: hidrata y aplica jabón si es maquinilla.
  • Después: ponte after shave a fin de evitar irritaciones.

Cuando busques una depilación puntual, las maquinillas, afeitadoras y cremas depilatorias son buena alternativa. En caso de que desees una depilación que se prolongue durante el tiempo y vaya debilitando el vello, la depilación con cera es la opción. Y si quieres algo aún más definitivo porque ya has decidido librarte de todos tus «pelillos», plantéate la fotodepilación como técnica.